“Cómo cocinar tu vida”

Quiero dedicar una entrada a esta película, ya que es un referente obligado en materia de cocina y meditación. Como indica la propia distribuidora de la película (se puede pulsar la imagen de la carátula para ir a su página web):  Seguir leyendo

Alimentación consciente 1

Podemos hablar de alimentación consciente a dos niveles. El primero es un nivel general, relativo a qué tipo de alimentos comemos, cómo enfocamos la alimentación, etc., de lo que hablaremos en esta entrada.  El segundo se refiere al acto de comer, al momento en el que estamos frente al plato, y de ello nos ocuparemos en otra entrada.

Comercio de proximidad

Mercado en Bamberg (Alemania)

Seguir leyendo

Estofado de patata y soja

Ingredientes para 3-4 personas:

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • 3-4 patatas
  • 3 alcachofas (podemos sustituirlas por judías verdes y guisantes)
  • 1 puerro
  • 2 tomates medianos o 1 grande
  • 2 zanahorias
  • soja texturizada mediana (no tenía y usé grande partiendo los granos por la mitad)
  • aceite de oliva
  • sal marina
  • cúrcuma y/o curry al gusto
  • 1 litro de agua aproximadamente (depende de lo “caldoso” que queramos el estofado)
  • setas shiitake al gusto (opcional)
  • algas cochayuyo al gusto (opcional)
  • 1 hora de laurel (opcional, no se incorporó a la receta)
  • salsa de soja o vino blanco (opcional, no se incorporó a la receta

Seguir leyendo

Un fin de año diferente

Lar del Cuco

Lar del Cuco

Este año hemos querido vivir un 31 de diciembre distinto, y Sol y yo nos hemos ido a El Lar del Cuco (www.lardelcuco.com), una casa rural preciosa en la Sierra de Gredos. Como decía en la Presentación, podemos probar nuevas experiencias, abrirnos a formas diferentes de hacer las cosas.

En este caso, un fin de año tranquilo, solo nosotros y Charo y Manuel, los dueños de la casa. Seguir leyendo

Cocina y meditación (1): la atención consciente

zen-meditation

Os propongo que consideréis las diversas propuestas que aparecerán en este blog como invitaciones a experimentar, avivir sensaciones diferentes de las habituales, como si fueran recetas de cocina nuevas. Hay personas que cuando se les ofrece probar un plato desconocido arrugan la nariz y lo rechazan. Otras están abiertas a probar esos sabores desconocidos, sabiendo que si no les gustan, simplemente bastará con no volver a probarlos, pero que quizá quepa la posibilidad de que sí les gusten, y que puedan incorporar una nueva receta a su vida, enriqueciéndola así. De la misma manera, estas reflexiones son sugerencias para probar, experimentar, sentir, y aceptar o rechazar según el resultado.

Seguir leyendo