Archive for Prácticas

Cumpleaños

El día 28 de diciembre este blog cumple un año. Eso significa que la tierra habrá dado una vuelta alrededor del sol, a una velocidad de unos 107.000 kilómetros por hora. Podríamos pensar que en ese recorrido, nuestro planeta ha regresado al mismo lugar de donde partió. Pero no es así, porque el sol y todos los planetas que orbitan a su alrededor viajan por la galaxia a unos 790.000 kilómetros por hora. A su vez, la galaxia viaja por el espacio a unos 900.000 kilómetros por hora. Por tanto, aunque estemos dando vueltas, nunca regresamos al lugar del que partimos. Seguir leyendo

Cómo como

Mi amiga Remedios me dejó este libro del maestro Mikhaël Aïvanhov (Omraam), al que no conocía, y aunque no he terminado de leerlo todavía, sí he encontrado en él algunos temas interesantes tratados desde otro punto de vista al que hemos presentado en otras partes de este blog (por ejemplo aquí). En esta entrada voy a incluir algunas reflexiones que se hacen en el libro sobre cuál debe ser la forma más sabia de comer. Son fragmentos que copio literalmente. En una entrada posterior incluiré algún otro texto sobre esto mismo.

yoga-portada

Pulsar en la imagen para ver referencia bibliográfica

Es necesario comer lentamente y masticar bien para que esto favorezca la digestión, claro está, pero también por otra razón: la boca es el laboratorio más importante, absorbe las partículas etéricas de la nutrición.

[El autor habla de que la masticación es esencial para alimentar el cuerpo físico, pero según él el ser humano posee otros cuerpos que también es preciso alimentar. Podemos concebir esos cuerpos quizá como partes de nuestra naturaleza o de nuestro ser o funciones, como la vitalidad, la emoción, el intelecto, etc.].

Para el cuerpo etérico hay que añadir la respiración: las respiraciones profundas en el transcurso de una comida producen una mejor combustión.

El cuerpo astral se nutre de sentimientos, de emociones. Deteniéndoos algunos instantes con amor hacia los alimentos, preparáis vuestro cuerpo astral para extraer partículas más preciosas que las partículas etéricas.

Para alimentar su cuerpo mental, un Iniciado se concentra en la nutrición, e incluso cierra los ojos para concentrarse mejor, y se esfuerza en estudiar el alimento bajo todos sus aspectos: de dónde viene, qué contiene, etc.

Los cuerpos de una esencia aún más espiritual los nutriréis dejándoos penetrar por un sentimiento de gratitud hacia el Creador. 

Cuando acabéis de comer, no debéis levantaros enseguida para comenzar a trabajar o a discutir. Tampoco es bueno que os apoltronéis durante una o dos horas en un sillón o en un sofá. Cuando hayáis terminado de comer, tranquilizaos un momento haciendo algunas respiraciones profundas, las cuales permitirán una mejor repartición de energías en el organismo.

Lentejas vegetarianas

Cuando tenía unos 9 años alguien me regalo una Biblia contada para los niños. Durante muchos años ese libro fue mi preferido, y todavía recuerdo algunas de las historias que allí aparecían. De ellas, la de Esaú y Jacob, de cómo el primero vendió al segundo su primogenitura por un plato de lentejas, se me ha quedado muy grabada, porque cada vez que la leía me entraban muchas ganas de comer esas lentejas, una sensación solo comparable, para mí, a la que siento cuando veo la escena de “Le llamaban Trinidad” en la que Terence Hill se come toda una sartén de frijoles con pan.

Esaú vende su primogenitura a Jacob por un plato de lentejas

Esaú vende su primogenitura a Jacob por un plato de lentejas

Seguir leyendo

Hacer pan (2)

En esta segunda entrada sobre hacer pan (ver la primera aquí) voy a incluir algunas reflexiones acerca de lo que esto significa para mí. En sucesivas entradas pondré una receta sencilla de pan con masa madre, y daré las indicaciones para hacer nuestra propia masa madre, porque el sabor del pan hecho así y el mismo proceso de hacerlo es totalmente diferente, y para mí merece la pena ya que es relativamente fácil. Seguir leyendo

La confianza

Creo que es más difícil confiar que desconfiar, pero la vida se hace más dura si desconfiamos. Confiar nosotros mismos y en los demás supone una apuesta, creer que en todas las personas, en el fondo, hay algo bueno. Es posible que sea así o no, pero intentar mantener esa actitud ante la vida es como sentir una brisa fresca cuando estamos acalorados.

Seguir leyendo

La gratitud

De otra entrada anterior nos quedó pendiente una de las meditaciones que podíamos hacer ante la comida. En realidad, lo ideal sería hacer primero algunas veces la meditación que propongo en nuestro cojín de meditación (o el lugar donde meditemos), hasta interiorizarla, de forma que luego, cuando vayamos a comer, solo tendremos que evocarla durante unos segundos.

Seguir leyendo

Alimentación consciente 2

En una entrada anterior hablaba de que podíamos considerar la alimentación consciente a dos niveles: el primero referente al tipo de alimentos y el segundo al acto de comer. En la anterior entrada toqué el primer nivel y en esta entrada hablaré del segundo.

Seguir leyendo

Cocina y meditación (2): la motivación

En relación con la anterior entrada sobre cocina y meditación, hoy me he encontrado con un texto de Rigzdin Shikpo que sintetiza bastante bien cuáles son las características de nuestro estado habitual de conciencia, cuando no aplicamos la atención consciente:  Seguir leyendo

Alimentación consciente 1

Podemos hablar de alimentación consciente a dos niveles. El primero es un nivel general, relativo a qué tipo de alimentos comemos, cómo enfocamos la alimentación, etc., de lo que hablaremos en esta entrada.  El segundo se refiere al acto de comer, al momento en el que estamos frente al plato, y de ello nos ocuparemos en otra entrada.

Comercio de proximidad

Mercado en Bamberg (Alemania)

Seguir leyendo

Estofado de patata y soja

Ingredientes para 3-4 personas:

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • 3-4 patatas
  • 3 alcachofas (podemos sustituirlas por judías verdes y guisantes)
  • 1 puerro
  • 2 tomates medianos o 1 grande
  • 2 zanahorias
  • soja texturizada mediana (no tenía y usé grande partiendo los granos por la mitad)
  • aceite de oliva
  • sal marina
  • cúrcuma y/o curry al gusto
  • 1 litro de agua aproximadamente (depende de lo “caldoso” que queramos el estofado)
  • setas shiitake al gusto (opcional)
  • algas cochayuyo al gusto (opcional)
  • 1 hora de laurel (opcional, no se incorporó a la receta)
  • salsa de soja o vino blanco (opcional, no se incorporó a la receta

Seguir leyendo