Camboya: el buda decapitado

En Camboya la religión predominante es el budismo theravada. Existen dos grandes corrientes en el budismo: la theravada (también llamada hinayana) y la mahayana. La primera se practica en el sudeste asiático: Birmania, Tailandia, Camboya, Laos y Sri Lanka. La segunda fundamentalmente en Tíbet, China, Mongolia, Vietnam, Japón y Corea. Existen muchas diferencias entre ambas corrientes, pero la fundamental es la finalidad de la práctica. En el budismo theravada cada uno practica para liberarse del ciclo de existencias cíclicas, llamado samsara. El practicante busca su propia liberación del sufrimiento. En el budismo mahayana, la finalidad de la práctica es desarrollar las cualidades necesarias para poder ayudar de manera más efectiva a todos los seres, incluido uno mismo, a liberarse del sufrimiento. Por tanto, en la segunda corriente, la motivación hace un hincapié especial en ayudar a los demás.

xOTO-~93

Yo en el templo Ta Prohm, en Angkor Wat

La forma de vivir la religión en Camboya es muy similar a lo que se vive en España con respecto al cristianismo: en general la gente se declara budista, pero muy pocas personas acuden regularmente a las pagodas o templos. Las personas mayores son el principal grupo practicante, y los jóvenes muestran poco interés por el tema. En cuanto al contenido de la práctica, consiste sobre todo en realizar determinados rituales, como realizar ofrendas al templo en ciertas fechas especiales, etc.

La religión también cumple un papel social, principalmente en las zonas rurales, ya que muchos padres envían a sus hijos a las pagodas para que reciban una educación básica. Otro motivo puede ser tener simplemente un lugar donde comer y alojarse. De esta forma, muchos jóvenes pasan una parte de su vida como monjes, no tanto por interés religioso como por ampliar sus oportunidades con una mejor educación o por carecer de otro medio de vida. Por esa razón, hay un grupo numeroso de monjes que realmente no tienen vocación espiritual, pero que se benefician de la atención que reciben en las pagodas. Cuando el joven lo desea, abandona los hábitos sin que los monjes mayores que lo acogieron se sientan molestos por ello: hay completa libertad para entrar y para salir.

800px-Evening_view_of_Angkor_Wat_Temple,_Angkor,_Cambodia

Templo principal de Angkor Wat. Fuente: Wikipedia

Pregunté a diversas personas si practicaban la meditación, y no encontré a nadie que lo hiciera. Todo el mundo me comentaba que posiblemente en las pagodas sí hubiera un grupo de monjes que practicara regularmente. Pero la situación más generalizada es que la práctica espiritual se ciñe casi exclusivamente a la realización de rituales.

Me planteé, entonces, cuál era la influencia del budismo en la sociedad camboyana. Es muy difícil obtener una respuesta a esa pregunta, pero mi impresión es que, a pesar del intenso sufrimiento de este país en los últimos años, la gente mantiene una actitud relativamente pacífica y alegre ante la vida. Recordemos que Camboya, junto con Laos, fue bombardeada por Estados Unidos durante la Guerra de Vietnam, y según algunos expertos, la cantidad de bombas lanzadas superó todas las que cayeron durante la Segunda Guerra Mundial en todo el mundo. Después de eso, en los años setenta, vivieron las crueldades de Pol Pot durante el régimen de los jemeres rojos, con más de dos millones de muertes directas e indirectas, en un país que cuenta con unos quince millones de habitantes. Cuando cayó Pol Pot el país vivió una cruenta guerra civil hasta los años noventa, que dejó al país lleno de minas antipersona y de personas con diversas discapacidades.

xOTO-~10

Cabezas de Lokeshvara, el buda de la compasión del budismo mahayana. Templo Bayon, Angkor.

Durante unos días visité los templos de Angkor Wat, en Siem Reap. Se trata de un grupo impresionante de ruinas en la antigua capital del imperio jemer, que floreció entre los siglos IX y XV. Durante los primeros siglos la religión oficial fue el hinduismo, hasta que en el siglo XII el rey Jayavarman VII se convirtió al budismo mahayana. Posteriormente, al final del siglo XIII, el rey Jayavarman VIII retomó el hinduismo como religión oficial. Su sucesor volvió al budismo, pero esta vez de la corriente theravada.

El budismo suele respetar e integrar las creencias religiosas de una zona cuando se convierte en la religión predominante allí. De esta forma, los dioses del hinduismo fueron respetados tras la conversión de Jayavarman VII, quedando integrados en el panteón budista. Sin embargo, cuando el siguiente Jayavarman retomó el hinduismo, destruyó gran parte del legado de su antecesor. De esta forma, entre este rey y los saqueadores de templos, prácticamente dejaron decapitadas todas las estatuas de los budas en el conjunto de Angkor (el primero como forma de “matar” al buda, de manera similar a lo que hicieron los musulmanes en España con las estatuas cristianas o romanas, y los segundos porque llevarse toda la estatua es complicado, y la cabeza se vende bien). Las estatuas de buda que mantienen la cabeza son aquellas que son demasiado grandes (como las de la foto adjunta) o las que han sido llevadas a los templos recientemente.

Hoy día, el budismo camboyano permite la convivencia de imágenes y ritos de deidades hinduistas y budistas. Por las calles de Phnom Penh se ven tanto estatuas de Buda como de Ganesha o  Vishnú.

La diferencia entre los templos hinduistas y budistas en Angkor se ve a simple vista: los primeros se construyeron con una inclinación muy elevada, es decir, la pendiente para subir hasta arriba es muy alta, porque su finalidad no era que fueran visitados por el pueblo, sino solo por el rey y quizá su séquito. Recordemos que el hinduismo se basaba en un sistema de castas muy estricto. Sin embargo, los templos budistas eran mucho más planos, para facilitar el acceso a todo el mundo. Buda abolió el sistema de castas en la India, y esa filosofía de aceptar a todo el mundo sin distinción de clases pervive en todos los países budistas.

xOTO-~53

Estatuas de budas decapitados en Angkor

 

En cierta forma, el símbolo del buda decapitado refleja la situación de la religión en Camboya: pervive el cuerpo, es decir, los templos, los monjes, y ciertas prácticas, pero falta la cabeza, esto es, el sentido profundo de la filosofía budista. Esa situación creo que es la más frecuente en todas las religiones mayoritarias del mundo, ya que en realidad, ¿cuántas personas creyentes viven su religión con profundidad? Por ejemplo, ¿cuántos cristianos realmente siguen las enseñanzas de Jesús?, y de los que se declaran practicantes, ¿cuántos practican el sentido profundo de las enseñanzas y cuántos se limitan a realizar los rituales sin más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *