Archive for septiembre 2013

Camboya: vidas rotas

“Nadie te quiere de vuelta cuando has trabajado en un burdel. El término que se usa en camboyano para decir ‘prostituta’ es srey kouk, ‘mujer rota’, rota de manera que ya no se puede arreglar. Quedas destrozada para siempre y tu mera existencia avergüenza a tu familia.”

Somaly Mam, El silencio de la inocencia

  Seguir leyendo

Comer en Camboya

En solo dos semanas es difícil hacerse una idea clara de cómo es la cocina camboyana, pero voy a plasmar al menos mis impresiones hasta la fecha.

La primera es que en la capital muchas personas comen fuera de sus hogares: hay una oferta increíble de pequeños puestos ambulantes de comida, y en los mercados también se vende comida preparada in situ. Lo más frecuente es el uso de la barbacoa, para pescado, carne, mazorcas de maíz, pero también se cuece en recipientes sobre estufas portátiles (como en la foto)…  En las zonas rurales se tiende a comer más en la casa.

Foto-0006

Puesto de comida preparada en un mercado

Seguir leyendo

Llegada a Camboya

Foto-0038

Edificio en el recinto del Palacio Real

Me encuentro realizando un trabajo en Phnom Penh, capital de Camboya, que durará un mes y quisiera compartir en el blog algunas de las experiencias que estoy viviendo.

Al llegar lo primero que llama la atención, además del calor, es el caos de tráfico: miles de motos, tuc-tucs (carritos tirados por moto), bicicletas y automóviles cruzándose como si formaran trenzas y cambiando de dirección sin tener en cuenta si se tiene o no la preferencia… Lo siguiente que me sorprendió fue que nadie se enfada por ello, y aunque continuamente están tocando el claxon, no es para regañar sino para advertir. Seguir leyendo

El ayuno (2)

Buda ayunando

Buda ayunando

Cuando Siddharta Gautama inició su búsqueda espiritual, antes de llegar a ser el Buda, es decir, “el que ha despertado”, se unió a un grupo de ascetas mendicantes, que buscaban la liberación espiritual a través de la mortificación del cuerpo. Así, entre otras prácticas “extremas”, se dice que solo comían un grano de arroz al día. Como resultado de eso, Siddharta fue adelgazando, hasta casi llegar a morir. La leyenda, muy conocida, cuenta que un día oyó a un músico que hablaba sobre cómo afinar la vina, un instrumento indio parecido a un laúd: “Si tensas demasiado la cuerda, se rompe, pero si la dejas demasiado floja, no suena…”. Seguir leyendo